Tutoriales

[Tutoriales][slideshow]

Audiolibros

[Audiolibro][stack]

Facebook

[Facebook][stack]

Audiolibro Amate a ti mismo de Louise Hay

Amate a ti mismo, es un manual de trabajo, una expresión que impone respeto, y somos muchos los que sentimos que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, lo que se debe hacer es precisamente trabajar, y mucho.
Sin embargo, Luis Hay cree que para cambiar interiormente haya que «trabajar», ni tampoco que el proceso tenga que ser difícil ni doloroso. Cree que puede ser una aventura.
Por eso a ella le gustaría dedicar este libro al aventurero que hay en tí. Ahora te dispones a emprender la búsqueda del tesoro. Cada pauta negativa que descubras no es más que algo que hay que examinar y de lo que hay que desprenderse. Debajo de cada una de ellas hay un tesoro escondido.
Busca tu propio oro, crea tu propia buena salud, llena tu vida de amor, encuentra tu propia libertad. Eres digno de ello; te lo mereces, y Louise Hay en este libro te ayudará.
Estás en la senda de la iluminación interior. En la medida en que te vayas liberando, ayudarás a salvar el planeta.


Les dejo aqui los ejercicios que Louise menciona en este libro y que leo yo (trate de explicarme lo mejor que pude ya que no estaba segura de como decirlo para que lo entiendas)

EJERCICIO: El merecimiento

Responde lo mejor posible a las siguientes preguntas. Te ayudarán a entender el poder del merecimiento. 

1. ¿Qué es lo que quieres y no tienes?

Responde de forma clara y específica.

2. ¿Qué leyes o reglas había en tu casa en cuanto al merecimiento?
¿Qué te decían? ¿«No te lo mereces»? ¿O: «Te mereces un buen mano-tazo»? Tus padres, ¿se sentían merecedores? ¿Siempre tenías que ganar-te algo para merecerlo? ¿Conseguías ganártelo? ¿Te privaban de cosas cuando hacías algo mal?

Responde de forma clara y específica.

3. ¿Te sientes merecedor?
¿Cuál es la imagen que se te ocurre? ¿«Más adelante, cuando me lo gane»? ¿«Primero tengo que esforzarme»? ¿Sientes que sirves para algo?
¿Llegarás alguna vez a servir para algo?

Responde de forma clara y específica.

4. ¿Mereces vivir?
¿Por qué? ¿Por qué no? ¿Te dijeron alguna vez que te merecías la muerte?
En caso afirmativo, ¿formaba parte esta afirmación de tu educación religiosa?

Responde de forma clara y específica.

5. ¿Para qué tienes que vivir?
¿Cuál es el propósito de tu vida? ¿Qué significado te has creado? 

Responde de forma clara y específica.

6. ¿Qué es lo que te mereces?

«Me merezco el amor y el júbilo y todo lo que es bueno.» ¿O en lo pro-fundo de ti mismo sientes que no te mereces nada? ¿Por qué? ¿De dónde proviene el mensaje? ¿Estás dispuesto a desoírlo? ¿Por qué otra cosa vas a reemplazarlo? Recuerda que todo son pensamientos, y que los pensamien-tos se pueden cambiar.

Responde de forma clara y específica.

Ya puedes ver que el poder personal se ve afectado por la forma en que percibimos nuestro merecimiento. Practica con el «tratamiento de merecimiento» que te propongo a continuación. En pocas palabras, los tratamientos son enunciados positivos que se hacen en cualquier situación dada para establecer nuevas pautas de pensamiento y disolver las antiguas.

TRATAMIENTO DE MERECIMIENTO

Soy digno y merecedor de todo lo bueno. No sólo de algo, de un poquito, sino de todo lo bueno. Ahora estoy superando todos los pensamientos negativos que me limitan.
Me libero de las limitaciones impuestas por mis padres.
Los amo, y puedo ir más allá de ellos. No respondo a sus opiniones negativas ni a sus creencias restrictivas. No estoy atado por ninguno de los miedos ni de los prejuicios de la sociedad en que vivo.
Ya no me identifico con ningún tipo de limitación.
En mi mente gozo de una libertad total.
 Penetro ahora en un nuevo espacio de conciencia, donde estoy dispuesto a verme a mí mismo de una manera diferente.
 Estoy dispuesto a crear ideas nuevas respecto de mí mismo y de mí vida. Mi nueva manera de pensar se expresa en experiencias nuevas.
Ahora sé y afirmo que soy una y la misma cosa con el Próspero Poder del Universo.
Por eso, ahora prospero de múltiples maneras. La totalidad de las posibilidades se abre ante mí.
Me merezco la vida, una vida buena.
Me merezco el amor: abundancia de amor.
Me merezco tener buena salud.
Me merezco vivir cómodamente y prosperar.
 Me merezco la libertad de ser todo aquello que soy capaz de ser.
Me merezco más que eso: me merezco todo lo bueno.
El Universo está más que dispuesto a manifestar mis nuevas creencias, y yo acepto esta abundancia de vida con júbilo, placer y gratitud. Porque me la merezco, la acepto, y sé que es verdad.

No hay comentarios.:

Outlook

[Outlook][btop]